Rutas

La rama viene definida por jóvenes-adultos, que comprenden edades de 18 a 21 años, pudiendo alargar la permanencia en la rama hasta los 23 años. Los rutas se encuentran en un momento de su vida en el que están viviendo experiencias a través de las cuales se está incorporando al mundo de los adultos. Por ejemplo, ya son mayores de edad (o están a punto de serlo).

Es posible que en este momento acaben de tener un cambio importante en su vida: acaban de cambiar de lugar de residencia, o han cambiado de centro educativo, o se han incorporado al mundo laboral…

Todos estos cambios los están viviendo con prisas y, posiblemente, con algunas dudas. Sin embargo, es evidente que van a suponer experiencias que hasta ahora, como niño y adolescente, no había tenido oportunidad de vivir.

La propuesta de la rama ruta persigue facilitar muchísimas experiencias atractivas, elegidas por el propio joven y vividas con las personas que él quiera. Ayudándole a responder a los retos que se le van a plantear en los próximos años, como (por ejemplo) encontrar su primer trabajo.

La rama ruta es un lugar que les facilita a llevar adelante sus proyectos, donde aprenden a emprender, donde les sea más fácil encontrar su primer trabajo, donde puedan ser por fin independientes y donde puedan ejercer su papel como ciudadanos con información y formación suficiente.

Un sitio donde compartirán todas tus experiencias con un grupo de amigos en la misma situación que ellos; se formará con otros jóvenes iguales una asociación en la que decidirán lo que harán y no harán, lo que quieren y no quieren. Además habrá adultos que en lugar de decirles lo que hay que hacer, de dirigirles, de enseñarles desde la superioridad del que sabe, les acompañaran a través de un diálogo en el que el ruta sea el que decide

En definitiva… la Ruta supone encontrar un camino para ser adulto, para ser independiente, libre y para ser FELIZ.